Blogia
GLOBAL MEDICO-QUIRURGICA

SÍNDROME DE DOLOR MIOFASCIAL

SÍNDROME DE DOLOR MIOFASCIAL

El Síndrome de Dolor Miofascial (S.D.M.), asociado a puntos gatillo es, en realidad, una disfunción neuromuscular con tendencia a la cronicidad, es un cuadro clínico frecuente que cada vez se diagnostica más, porque se conoce mejor, y se trata más eficazmente. Puede afectar a cualquier músculo, pero tiene predilección por los que se encuentran en cuello y cintura escapular.

Se sabe que cualquier inflamación, traumatismo agudo, traumatismos de repetición, exposición al frío y otros factores estresantes musculares pueden desencadenar mecanismos patogénicos, los cuales dan origen a que la fascia, el músculo que contiene y en ocasiones otros tejidos conjuntivos flexibles y elásticos vecinos, pierdan su elasticidad. Con ello la fascia y el músculo se acortan y duelen, generando en una zona del mismo, una banda tensa en cuyo interior alberga un punto hiperirritable, el llamado "Punto Gatillo" (P.G.) o Trigger Point”.

Si la tensión inicial, generadora de: el acortamiento, el dolor y el espasmo, no se trata, y no se liberan (liberación miofascial) la fascia y los músculos portadores del P.G. activo, el cuadro se cronifica y el dolor referido es más insoportable, dando lugar a otros P.G. secundarios y satélites, que cada vez complican más el cuadro. Por otra parte, como consecuencia de la cronificación, el músculo se acorta más, se hace menos elástico, está más limitado y débil, duele más, generando una gran tensión local y regional, que es difícil de tratar.

Algunos autores han encontrado que se pueden encontrar P.G. (latentes) hasta en el 50% de la población sana adulta joven. A medida que aumenta la edad y disminuye la actividad física los P.G. latentes son más frecuentes. Tiene una mayor frecuencia entre los 30 y los 50 años, y en mujeres más que en hombres.

Es más frecuente en pacientes que realizan tareas que involucran de manera repetitiva los músculos del cuello, cintura escapular y miembros superiores y que además, por las características de su trabajo, deben adoptar posturas incorrectas, antifisiológicas y antifuncionales, para desarrollar más adecuadamente sus actividades laborales habituales: mecanógrafas, operadores de ordenador, estudiantes, deportistas, relojeros, modistas, etc.

El TRATAMIENTO del Dolor Miofascial podríamos dividirlo por etapas, dependiendo de algunos factores como el tiempo o la intensidad del dolor. Se ha comprobado que inicialmente el tratamiento debe ser la REHABILITACIÓN, aunque quizá sea la fisioterapia  la parte más crítica y difícil del tratamiento al centrarse sobre estructuras con movilidad dolorosa, por lo que deberemos iniciar una pauta de tratamiento farmacológico para facilitar su realización. La rehabilitación debe ser continua y el paciente deberá de realizar una tabla de ejercicios en su domicilio para garantizar el éxito.

Si con todo esto no obtenemos mejoría, tendremos que pasar a la realización de técnicas invasivas tales como la INFILTRACIÓN DE LOS PUNTOS GATILLO. La práctica de infiltraciones en zonas rebeldes recomendadas por el médico rehabilitador junto a ejercicios de estiramiento suelen dar muy buenos resultados, aunque desgraciadamente suele ser muy difícil la coordinación entre fisioterapeutas y los médicos rehabilitadores lo que genera una limitación en el tratamiento.

Existen diversas técnicas para la realización de las infiltraciones de los puntos gatillo, entre los que destacan, desde la punción seca (no fármaco), hasta la inyección de diversos anestésicos locales y toxina botulínica en los casos más rebeldes.

Como conclusión diremos que el Dolor Miofascial requiere un tratamiento multidisciplinar y un examen físico cuidadoso realizado por personal especializado.

Dr.Miguel Salmerón

Unidad de Aparato Locomotor
CLINICA YARZA VALENCIA

Calle Palleter 49. 46008. Valencia
96 326 26 90

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres